Blog

Mi viaje a Camboya: un destino en sí mismo

Probablemente conozcas Camboya por los Templos de Angkor, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1992.

Este complejo, que primero fue hinduista y después budista, es famoso mundialmente por considerarse una alegoría del cielo en la tierra. Cientos de ruinas y templos se agolpan en los alrededores de Siem Reap, el epicentro del antiguo imperio jemer, y fueron abandonados durante más de 200 años en el interior de la selva para evitar ser invadidos por los tailandeses, algo que finalmente nunca sucedió.

Yo recomiendo siempre alojarse 2 noches en Siem Reap para poder dedicar 2 días a visitar la zona y estos son los lugares que no debes perderte para ningún concepto:

  • Angkor Wat, el monumento religioso más grande del mundo con sus bajorrelieves y pinturas hinduistas. Si quieres hacer fotos te recomiendo acudir por la tarde (antes de la hora de cierre que es a las 17h) porque por la mañana hay contraluz, pero si lo que buscas es la menor afluencia posible de turista, acude a primera hora por la mañana.
  • Ta Prohm, inmortalizado en el cine por Angelina Jolie en Tomb Raider y donde las raíces se apoderan del templo ofreciéndonos unas escenas únicas en el mundo.
  • Templo de Bayon en Angkor Thom con sus más de 200 caras del Avalokiteshvara, el icono budista de la compasión, es también uno de los más espectaculares.
  • El Templo Pre Rup en el que sube por unas escaleras casi verticales para disfrutar de unas vistas panorámicas de la selva.. ¡Contemplar desde aquí el atardecer es una buenísima opción!

¡Ah! Y una última recomendación en la zona es la visita al lago Tonle Sap, lugar donde verás los típicos pueblos flotantes de pescadores.  Este ecosistema, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, está situado a unos 15 kilómetros al sur de la ciudad de Siem Reap.

En mi reciente viaje a este país el pasado mes de mayo me alojé en el fabuloso Belmond La Residence D’Angkor y, después de realizar visitas de inspección a otros alojamientos, este es, sin duda, mi hotel favorito en la zona. La elegancia de sus espacios, su atmósfera tropical, la amplitud de sus habitaciones, su exquisita gastronomía, su situación…son algunas de las razones.

Como alternativa, y si quieres huir de la ciudad, te recomendaría el alojamiento Phum Baitang (aunque no te lo aconsejo para los meses más calurosos del año). Aquí tendrás la sensación de haberte transportado a una auténtica villa camboyana entre arrozales. Si además si eliges una de sus villas con piscina disfrutarás de este alojamiento en todo su esplendor!

 

Aunque Angkor haya sido hasta hace poco el principal motivo para viajar a Camboya, te aseguro que es un destino que ofrece otros muchos lugares de interés todavía desconocidos, pero realmente maravillosos que se complementan a la perfección.

¿Quieres que te cuente mi experiencia?

Para darle un toque aventurero a tu viaje (aunque siempre con el máximo confort), te propongo alojarte en un fantástico lodge que abrió sus puertas el pasado mes de noviembre: el Shintamani Wild. El modo en que se llega a él, me encantó!!! No debería contarte más pero te aseguro que es ya una experiencia en sí misma!!!.

Sus 18 estilosas tiendas, distribuidas a lo largo de 1.5km de rio, son un paraíso hedonista en plena selva al más puro estilo safari. Su misión es preservar ese valle fluvial y hacerlo rentable de forma sostenible. Hecho que enriquece aún más si cabe esta auténtica experiencia glamping con atención exquisita.

Tomar el baño en la bañera exenta de su terraza escuchando el rumor del agua del río pasando por debajo de tu tienda es una gozada! al igual que tomarte una copa o cerveza bien fría en medio de tan exuberante naturaleza!. Y si te apetece movimiento… lo tendrás, pues el lodge ofrece actividades para todos los gustos.

También te recomiendo, como amante de la playa que soy, dirigirte después a una de sus islas privadas dando así un contraste brutal a tu viaje a Camboya.

Hace solo unos pocos años las playas de Camboya eran un destino para mochileros pero ahora nos encontramos con islas privadas con exclusivos alojamientos como Song Saa Collective o Six Senses Krabey Island que nos ofrecen tranquilidad, lujo y unos atardeceres difíciles de olvidar.

Precisamente en este último, el Six Senses Krabey Island, tuve el placer de alojarme durante 2 noches y puedo asegurarte que se trata de un íntimo resort fiel a la filosofía de la cadena Six Senses y orientado a la evasión: un exclusivo y paradisíaco rincón en el que podrás desconectar para renovarte por dentro y por fuera.

Sus villas son realmente espectaculares, así como el amplio abanico de opciones de entretenimiento que ofrece. Su Alchemy Bar es lo más! Si vas, tienes que probarlo!!!

Ah! Y por último, pero no por ello menos importante, te aconsejo una parada para hacer menos tedioso el viaje de regreso a casa: visitar Phnom Penh y pasar una noche en el hotel Rosewood. Inigualable.

Espero que te haya gustado mis propuestas!!!

¿Te animas a visitar Camboya?

Un abrazo,

Compartir
1Comentario
  • Soraya
    27 junio, 2019a las11:21 pm

    Buenas noches, me gustaría recibir un presupuesto personalizado para este destino. Las fechas son flexibles en el mes de julio de 2020. Aproximadamente 10 días, 2 adultos
    Deseamos nos aconsejes itinerario.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.