Si todavía no habeis experimentado la magia de un safari ¡no sabeis lo que os estais perdiendo!

Y si sois de los afortunados que ya habéis tenido la oportunidad de disfrutar de esta maravillosa experiencia ¡estoy segura que estaréis deseando volver a visitar el continente africano!

Que África enamora es un hecho. Y los viajeros más exigentes que aún no habeis vivido la experiencia de un safari teneis que saber que es posible hacerlo sin sacrificar un ápice de comodidad y exclusividad, alojandoos en lodges o campamentos de lujo con espectaculares instalaciones y un servicio exquisito.

La verdad es que yo siempre he dicho que todo viajero debería realizar un safari por lo menos una vez en su vida.

Y ahora me reafirmo aún más si cabe en este pensamiento pues África se ha posicionado como uno de los mejores destinos para viajar en 2021.

Las razones son varias y muy variadas: la baja incidencia de COVID entre su población, la garantía del mantenimiento de la distancia social, sus estrictos protocolos de seguridad, la ausencia de masificación de vehículos de safari en determinados parques, el acercamiento de los animales a los alojamientos tras muchos meses sin presencia humana … ¡realmente nos encontramos ante un momento ideal para decidirnos a hacer un safari en este continente!

Cómo soy consciente de que este tipo de viaje genera una gran expectativa pero también muchas dudas, he decidido escribir este post para ayudar a aquellos que no teneis claro que destino elegir para hacer un safari de lujo.

En este post no os voy a hablar de alojamientos para disfrutar de un safari de lujo (eso daría para varios posts completos) sino que os voy a contar cuáles son las principales características de los mejores destinos de safari para disfrutar de esta inolvidable experiencia.

¿Teneis las maletas preparadas?

SUDÁFRICA

Se trata de un destino perfecto para una primera incursión en el mundo de los safaris, sobre todo, si no estais muy seguros si este tipo de experiencia os va a cansar o si os apetece disfrutar también de opciones diferentes.

La razón es porque este país nos permite realizar muchas y variadas combinaciones para conseguir un fantástico viaje repleto de contrastes y complementar así la parte de safari de lujo que, por cierto, os recomiendo realizarlo en reservas privadas.

Cuando elegimos este destino, el safari es, obviamente, una parte muy importante del viaje pero no la única. La complementamos con la visita a la bellísima y cosmopolita ciudad de Capetown, desde donde podemos realizar interesantísimas rutas vinícolas o visitas al mítico Cabo de Buena Esperanza y a Camps Bay, a Hout Bay para ver sus focas, a la famosa playa de Boulders Beach para ver sus pingüinos… También os recomiendo recorrer parte de la llamada Ruta Jardín, la zona de Hermanus para avistar ballenas y la cercana Gansbaii para vivir la memorable experiencia de bucear con el tiburón blanco.

En la mayoría de ocasiones también aprovechamos la cercanía de la vecina Zimbawe para culminar el viaje con una visita a las preciosas Cataratas Victoria. Desde las que incluso podemos cruzar a Botswana y realizar un safari de un dia en el parque de Chobe.

Además del lujo que supone tener la posibilidad de disfrutar de tan maravillosas y variadas experiencias, el punto de exclusividad en Sudáfrica lo conseguimos gracias a nuestra selección de alojamientos de un nivel absolutamente increíble, perfectos para dejaros mimar por la exquisitez de su impecable servicio y su cuidada gastronomía.

Asimismo si quereis reservar unos dias para relajaros al final del viaje, Sudáfrica combina perfectamente con destinos tan fantásticos como Mauricio o Seychelles.

KENIA

Es conocida como “la puerta de entrada a los safaris”.

Kenia encarna la imagen del safari clásico que todos tenemos en mente con llanuras sin fin repletas de inmensas manadas de animales y pueblos anclados a sus tradiciones.

Dentro de los límites de este país podemos disfrutar de infinitos paisajes de sabana africana, de selva ecuatorial, de frescas montañas cubiertas de nieve, de cálidos desiertos e incluso de playas de aguas azules y arrecifes de coral.

Aquí ya estamos hablando de realizar un mínimo de 5-6 noches en las cuales saboreareis vibrantes safaris por algunas de las reservas y parques nacionales más importantes del mundo, como el emblemático Masai Mara (donde tiene lugar la impactante migración de ñus), Samburu o Amboseli.

Kenia tiene fama de ser el destino de safari más masificado pero os aseguro que, como en cualquier otro destino, la clave para sacarle el máximo provecho a este destino es salirse un poco de las rutas habituales.

Eso exactamente es lo que os propongo hacer en los viajes de lujo que organizo a este país: combinar alguno de los parques mencionados anteriormente con parques menos conocidos como, por ejemplo, Laikipia, Tsavo o Meru que nos ofrecen además de una exclusiva experiencia de safari, la oportunidad de alojarnos en lodges o tented camps de primer nivel que son auténticas joyas.

Y si os apetece disfrutar de unos días de relax pero continuar saboreando la auténtica esencia africana, os recomiendo dirigiros hacia las hermosas playas de Mombasa, Kilifi o Malindi con paradisíacas arenas blancas bañadas por las aguas coralinas del oceáno Indico.

TANZANIA

Esta es una apuesta segura si os apetece experimentar la esencia de un auténtico safari. Estas tierras albergan una de las mayores concentraciones de vida salvaje del planeta desde las cuales también podréis asistir al espectáculo de la mítica migración de ñus.

Además del mítico Serengueti, en Tanzania se encuentra el bellísimo hábitat permanente del cráter neblinoso del Ngorongoro que goza de una de las mayores densidades de depredadores y que aún cuenta con la presencia del rinoceronte negro. En este destino también podemos descubrir las nieves perpetuas en la cima del Kilimanjaro, una rica herencia multicultural con más de 120 etnias diferentes con costumbres ancestrales entre las que destacan los Masai, los Hadzebe y los Datoga.

Los parques del norte del país son los más conocidos porque están más próximos entre sí y los desplazamientos son menores pero hay que tener en cuenta que en los meses de julio y agosto, sobre todo, podemos encontrar mucha cantidad de visitantes en esta zona de África.

Por lo que mi recomendación top para realizar un safari de lujo en Tanzania es dedicar unos días a visitar alguno de los atractivos parques del sur que se consideran auténticos santuarios de vida salvaje como son Ruaha, Selous o Mikumi. Estos parques, al ser menos accesibles, reciben muchos menos visitantes y en ellos incluso podemos disfrutar de inolvidables safaris a pie que, junto con sus exclusivos alojamientos, evocan la pureza y el misticismo de la sabana africana.

Como colofón a este intenso y emocionante viaje, os aconsejo unos días de desconexión en un paradisíaco resort de alguna de sus islas de aguas turquesas como son Zanzíbar, Mnemba, Pemba o Mafia Island.

BOTSWANA

Un destino “sin vallas” que permite a los animales que deambulen salvaje y libremente a través de muchas partes del país y que se enorgullece de ser uno de los últimos refugios de la naturaleza salvaje en libertad y uno de los mejores destinos de safari del planeta.

Aquí os maravillareis ante ecosistemas únicos como son la singular belleza del Delta del Okavango, la inmensidad del inhabitado desierto del Makgadikgadi y la exuberancia del Parque Nacional de Chobe a la vez que tendréis la oportunidad de experimentar diferentes tipos de safaris tan diversos como safaris acuáticos en lancha, en mokkoro (embarcación típica tipo canoa) y a lomos de un caballo.

Botswana promueve el turismo de lujo de bajo impacto asegurando que incluso las zonas más famosas de safari nunca se vean abarrotadas de gente, y ofreciéndonos además un extra de exclusividad y comodidad al realizarse prácticamente todos los traslados entre parques en avioneta. Si bien esto supone que sea un destino más exclusivo y que por lo tanto tenga precios más elevados que otros países vecinos, también quiere decir que la conservación de estas áreas es extraordinaria y el número de ejemplares de cada especie sorprendentemente alto.

ZAMBIA

Es sinónimo de una espectacular aventura de safari en una parte del continente menos explorada pero sin renunciar por ello a lujosos alojamientos.

Normalmente aconsejo este destino a viajeros que ya han experimentado algún safari anteriormente y están dispuestos a vivir una experiencia aún más salvaje y pura.

Zambia es un país realmente fascinante donde los safaris a pie forman parte de su encanto y sus parques nacionales están considerados como los de mayor concentración de animales del mundo.

Aquí es especialmente importante organizar al detalle el itinerario para optimizarlo al máximo, pues la distancia entre los parques más importantes son muy grandes.

Las impresionantes Cataratas Victoria, consideradas una de las Siete maravillas del Mundo, son el higlight más importante de este destino en las que podréis realizar multitud de divertidas actividades como por ejemplo: sobrevuelo en helicóptero, rafting, un romántico crucero al atardecer, un baño en la famosa Devil’s Pool al borde del abismo…incluso atreveros con el puenting! Todo ello, por supuesto, alojados en exclusivos lodges de ensueño a orillas del río Zambeze.

El parque nacional de South Lwanga es otro must que nos ofrece inolvidables experiencias junto a elefantes hipopótamos y búfalos que se reúnen a orillas de los ríos y pantanos y que quedarán grabadas en la memoria del  aventurero más exigente.

NAMIBIA

Namibia es mundialmente conocida por la mágica luz de sus vastos paisajes abiertos, sus cielos azul intenso, su clima soleado y sus noches estrelladas.

Pero es también un país diferente a los que lo rodean. De hecho, no lo considero un destino de safari propiamente dicho ni lo recomiendo para un primer viaje a África, pero sí quería que apareciese en esta lista porque es ideal si buscais una experiencia de viaje única y de contrastes, y porque el impresionante desierto del Namib, el más antiguo del mundo, es perfecto para combinar con otro país cercano y complementar así un viajazo espectacular.

Namibia es un país de contrastes con sorprendentes y diversos ecosistemas: además de visitar el mencionado e impactante desierto del Namib, podréis conocer las salinas blancas del Parque Nacional de Etosha (de todos los lugares del país es el más propicio para realizar un safari pues es el hogar de las principales especies de fauna africana y en especial del rinoceronte blanco), las fotografiadas dunas rojas en Sossusvlei, las solitarias playas a lo largo de Skeleton Coast, el desierto deshabitado de Kaokoveld, el pasado colonial de Windhoek y las cataratas Epupa y Ruacana para conocer la tribu Himba.

No se trata de un destino de safari “al uso” pero os aseguro que este destino os transportará al África más salvaje… y también al África más exclusiva, pues podemos combinar cómodos vuelos en avioneta y espléndidos alojamientos con experiencias tan increíbles como rastrear a rinocerontes a pie, ver los singulares elefantes “blancos” adaptados al desierto y realizar exploraciones en quads.

RWANDA

Al igual que Namibia, el destino anterior, he seleccionado este país no por ser un destino de safari en sí mismo sino porque nos ofrece hacer realidad uno de los sueños de muchos viajeros: el apasionante encuentro con los gorilas de montaña, que podemos incluir como pre-extensión o extensión a un safari por otro país vecino.

Rwanda es un país pequeño y extraordinariamente hermoso, refugio de más de un tercio de los gorilas de montaña (aproximadamente 320) que quedan en el mundo. Éstos viven en los bosques nubosos del Parque Nacional de los Volcanes y os aseguro que salir a su encuentro es una de las experiencias viajeras más impactantes del mundo.

Además de los grandes momentos que os esperan en el hogar de estos maravillosos primates, este destino os ofrece la posibilidad de deleitaros con experiencias tan especiales como un encantador paseo en barco privado, un maravilloso crucero al atardecer o un mágico safari nocturno.

La experiencia de lujo la completa, sin lugar a dudas, el alojarte en sus preciosos ecoluxury lodges cuyos principios se basa en un modelo de sostenibilidad, respeto, apoyo a la comunidad  integración en la naturaleza.

Me gustaría hacer un pequeño inciso para comentaros porque he elegido Rwanda para aconsejaros el encuentro con los gorilas y no Uganda cuando sus tasas son considerablemente más bajas… Las razones, cuando estamos hablando de un viaje de lujo, son varias: se puede llegar a Virunga National Park en helicóptero desde Kigali, el trekking que se realiza por la montaña para llevar a cabo el encuentro con los gorilas es mucho menos empinado y mucho más sencillo que en Uganda y los alojamientos en Rwanda son infinitamente mejores que en Uganda. Este el tipo de aspectos a tener en cuenta también a la hora de planificar un viaje de lujo.

 

Y hasta aquí mi selección de los mejores destinos del mundo para poder disfrutar de la experiencia de safari.

Espero que esta información os haya resultado útil e inspiradora.

¿Ya habéis elegido el destino o destinos de safari con los que os sentís más identificados?

Si no, no os preocupéis, ¡sólo teneis que contactarme y yo estaré encantada de ayudaros a decidir!.

África es un espectáculo natural impactante para el que os invito a reservar un asiento de primera fila.

¿Planeamos un safari en 2021?

Un abrazo,